UNAMCAM-UNAM

  • Reporte de investigación 136: En pobreza extrema el 80% de la población ocupada en México

    Publicado el domingo 6 de junio de 2021 1:37 pm CAM Sin comentarios


    En la presente investigación se tiene como objetivo central puntualizar la naturaleza de las tendencias percibidas en la población ocupada que no puede adquirir una Canasta Alimenticia Recomendable (CAR)[1] por entidad federativa, derivado de un salario insuficiente, por lo que estaría en pobreza extrema.

    Para tal motivo analítico, se ha desarrollado metodológicamente el presente ensayo que consta de al menos dos entregas, esta es la primera entrega en la que se presentan los resultados de la Tasa de Población Ocupada en Pobreza Extrema (TPOPE), que se construye a partir de establecer la correlación entre la población ocupada por niveles de ingreso -por lo que no se considera a la población desempleada-, cuya información es publicada trimestralmente en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) por el INEGI, y el precio de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) levantado año con año por el Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM. De esta manera se cuantifican a los trabajadores ocupados en México que estarían en pobreza extrema por ingreso, es decir, toda la población que labora, pero que no recibe ingresos y/o también los trabajadores que reciben un ingreso insuficiente para adquirir una cesta conformada solamente por alimentos. En la segunda entrega se publicarán los resultados sobre los procesos y tendencias en la distribución de la población ocupada por niveles de ingreso y, el estudio de caso del salario real y poder adquisitivo del salario tabular de los trabajadores de la salud en México.

    Nota: Es muy importante señalar, que en el análisis de este estudio, los niveles de ingreso de la población ocupada se asocian estrictamente al salario nominal, no se hacen cálculos ni se presentan resultados sobre el salario real ni el poder adquisitivo del salario de la población ocupada.

    En el Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM, surge la necesidad por realizar un examen analítico implementando la Ley del Valor Trabajo, cuya finalidad radica en recentrar el carácter de la explotación y precarización de la fuerza de trabajo como eje fundamental para los procesos de acumulación de capital a escala mundial, para tal intención se utilizará como herramienta la TPOPE, la cual permite demostrar la explotación de la fuerza del trabajo a partir de los procesos de precarización salarial.

    Asimismo, la temporalidad del análisis se estableció con referencia al IV trimestre de los años 2006, 2012, 2018 y 2020, por ser estos, los últimos años del periodo sexenal de los gobiernos que se puntualizan a continuación: el 2006 fue representado por la administración del Partido de Acción Nacional (PAN) encabezada por Vicente Fox Quezada, en la llamada alternancia por el poder; el 2012, también bajo los colores del PAN, con el autodenominado gobierno del empleo, implementador de una reforma laboral totalmente agresiva para la clase trabajadora que entre tantas cosas consiguió para sus intereses de clase legalizar la subcontratación, se habla de Felipe Calderón Hinojosa; el 2018 con el retorno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con la gestión de Enrique Peña Nieto. Finalmente se analiza el 2020 con el gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) con Andrés Manuel López Obrador. De esta forma, a lo largo de la investigación se presenta un comparativo hacia el final de cada uno de los sexenios sobre los resultados de la política salarial implementada a toda la población ocupada en México, ubicando las continuidades y rupturas entre las gestiones, para saber de qué tamaño es el agravio a la clase trabajadora en México.

    A continuación, se presentan en mapas los resultados de la TPOPE por entidad federativa para los años 2006, 2012, 2018 y 2020.

    Durante el 2000, se produjo la llamada alternancia en el poder, entre la derecha conservadora y la institucional de este país, por un lado con el cada vez más desvencijado e inoperante proyecto del PRI para los intereses de los grandes capitales, y por el otro, con la presencia de los gerentes de las grandes transnacionales en el gobierno encarnado por Vicente Fox Quezada. El resultado de este sexenio fue que para el 2006 se registraron un total de 18 millones 554 mil 765 trabajadores ocupados en pobreza extrema, en otras palabras, la TPOPE nacional fue de 42.2%, ya que para ese año se requerían de 1.7 salarios mínimos para poder comprar únicamente la cesta de alimentos, misma que tenía un costo diario para ese año de $ 80.83 pesos frente a los $ 48.67 pesos del salario mínimo diario.

    En el siguiente mapa, se observa que es en el sureste mexicano donde más se acentúa la condición de miseria en la población trabajadora, lo cual se puede apreciar en los estados de Chiapas con 1 millón 189 mil trabajadores ocupados en pobreza extrema, para representar una TPOPE de 73.6%, en Oaxaca, 993 mil 494 trabajadores ocupados en pobreza extrema, con una TPOPE con 68%, Puebla con 1 millón 402 mil trabajadores ocupados en pobreza extrema, y una TPOPE de 62%, Guerrero con 755 mil 788 trabajadores ocupados en pobreza extrema, y una TPOPE de 60.9% (véase cuadro 1) y que dicho sea de paso han sido estados que históricamente se han sometido a condiciones de marginación y pobreza.

    Para el cierre del sexenio del también panista Felipe Calderón Hinojosa en el 2012, la tendencia observada es hacia una generalización en todo el país en niveles importantes de la TPOPE; lo cual significó alcanzar los 32 millones 315 mil 444 personas, es decir, una TPOPE nacional de 66.2% de la población ocupada ya se encontraba en pobreza extrema, y que al hacer una comparación con respecto al 2006, último año del sexenio de Vicente Fox, representó un incremento del 74% de los trabajadores ocupados en pobreza extrema; parte de la explicación radica en que para este año eran necesarios 3 salarios mínimos para poder adquirir una CAR, la cual costaba por día $ 188.99 pesos frente a los $ 62.33 pesos del salario mínimo diario.

    En el siguiente mapa sobre la TPOPE por entidad federativa para el 2012, se destaca que en los estados del norte del país, considerados como los bastiones de la burguesía industrial local, se tiñeron de altas tonalidades de miseria, impactando de forma grave el nivel de vida de los trabajadores. Por ejemplo, Durango registró 482 mil 60 trabajadores ocupados en pobreza extrema, con una TPOPE de 71.1%; Tamaulipas, con 932 mil 976 trabajadores ocupados en pobreza extrema, lo cual representa una TPOPE de 65.8%. Asimismo, en el centro del país en la capital se alcanzaba una TPOPE de 52.2%, representando un total de 2 millones 190 mil 850 trabajadores ocupados en pobreza extrema (véase cuadro 1); en tanto en el sureste mexicano, se agudizó la miseria al alcanzar niveles como los de Chiapas del 84.4%, Guerrero 83.6%, Oaxaca 79.2%, Yucatán 76.6%.


    Para el 2018, con el retorno del PRI encabezado por la administración de Enrique Peña Nieto, observamos que la tendencia lejos de atenuarse, y fiel a sus principios en contra de la población trabajadora continuó el proceso tendencial de empobrecimiento de las clases trabajadoras producto de las políticas salariales de tipo regresivas, necesarias para que se mantuvieran las ganancias del gran capital. En esta ocasión la cifra de la población ocupada en pobreza extrema aumentó a poco más de 37 millones, para alcanzar una TPOPE nacional de 68.4%, que comparando la cifra con el 2006, que era de 18 millones 554 mil 765 trabajadores ocupados en pobreza extrema, representó que se duplicara la miseria en los trabajadores ocupados en México.

    En el siguiente mapa sobre la TPOPE por entidad federativa para el 2018, podemos ver que en el sureste del país, se generalizó prácticamente la TPOPE por encima del 70%. Por ejemplo, el estado de Chiapas registró la tasa más alta al ser de 88.5%, es decir, 1 millón 680 mil trabajadores laboran y viven en pobreza extrema, Guerrero, con 1 millón 326 mil 630 trabajadores ocupados en pobreza extrema, lo que significó una TPOPE de 86%; Oaxaca, con 1 millón 414 mil 385 trabajadores ocupados en pobreza extrema, para alcanzar una TPOPE de 81.7%; Campeche, con 326 mil 279 trabajadores ocupados en pobreza extrema, para tener una TPOPE de 78%; Tabasco, con 699 mil 87 trabajadores ocupados en pobreza extrema, para tener una TPOPE de 74.4% (véase cuadro 1).

    Por otra parte, pero en la misma tendencia se encuentran los estados del norte del país, al generalizarse la TPOPE sobre niveles superiores del 60%. Por ejemplo, Durango, con 561 mil 422 trabajadores ocupados en pobreza extrema, para tener una TPOPE de 72.7%; Tamaulipas, con 1 millón 121 mil 363 trabajadores ocupados en pobreza extrema, para tener una TPOPE de 68.7%; Coahuila, con 847 mil 17 trabajadores ocupados en pobreza extrema, para alcanzar una tasa de 63.2%; Baja California, con 1 millón 25 mil 933 trabajadores ocupados en pobreza extrema, para registrar una TPOPE de 60.2%, y el caso representativo del centro del país con la capital para colocarse con una tasa que aumentó a 58.1%, lo cual significó que 2 millones 445 mil 687 trabajadores ocupados engrosaron las filas de la pobreza extrema (véase cuadro 1).


    En diciembre del 2018, ocurre la llegada al gobierno de Andrés Manuel López Obrador bajo el lema “primero los pobres”, empujado por el hartazgo de millones de trabajadores que buscaban un cambio real para mejorar sustancialmente las condiciones de trabajo y salariales del mercado laboral mexicano, lo cual no ha sucedido como veremos a continuación.

    En el último trimestre del 2020, la población ocupada en pobreza extrema a nivel nacional ascendió a 41 millones 567 mil 104 personas, lo que equivale a una TPOPE de 77.9% de la población ocupada del total del país, en otras palabras, del 2018 al 2020 se materializó un aumento de 12.19%, es decir, en los dos primero años del actual gobierno se incorporaron a las filas de la pobreza extrema 4 millones 519 mil 89 trabajadores ocupados. Al realizar la comparación en términos absolutos con respecto al último año del sexenio de Vicente Fox Quezada en 2006, en el que la población ocupada en pobreza extrema era de 18 millones 554 mil 765, tenemos que ha aumentado un total de 23 millones 12 mil 339 trabajadores ocupados en pobreza extrema en los últimos tres sexenios y los dos primeros años del actual gobierno, es decir, en catorce años. O dicho de otra manera, se han sumado en promedio por año a la pobreza extrema 1 millón 643 mil trabajadores ocupados mexicanos. No obstante, durante los dos primeros años de Andrés Manuel López Obrador se ha registrado en promedio anual la incorporación de 2 millones 250 mil trabajadores ocupados a la pobreza extrema, sin duda que la cifra es indignante para un pueblo sumido en la miseria y, es clara muestra de la continuidad y agudización del proceso de precarización salarial de las y los trabajadores mexicanos.

    En los dos mapas siguientes se observa para el 2020 el nivel de deterioro salarial de las clases trabajadoras en cada una de las entidades federativas.

    Nota: A partir del 1o de enero del 2019 entró en vigor una nueva zona para el salario, la cual comprende 43 municipios, y es conocida como la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN). Para el cálculo de la TPOPE se presentan las cifras del salario mínimo general diario de 123.22 pesos vigente en todo el país en correlación con el precio de la CAR para cada uno de los seis estados fronterizos con el norte del país, con excepción de Baja California que tiene todos sus municipios dentro de la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN).

    En el siguiente mapa para el cuarto trimestre del 2020, se observa que en 30 entidades federativas de todo el país las TPOPE se encuentran por encima del 70%, lo cual es sinónimo del nivel de deterioro de las condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores ocupados, e incluso dos estados rebasan la frontera del 90%, es el caso de Chiapas con una TPOPE de 92.6%, para registrar una cifra de 1 millón 897 mil 717 trabajadores ocupados en pobreza extrema y Guerrero con 1 millón 394 mil 277 trabajadores ocupados en pobreza extrema, con una TPOPE de 91.3% (véase cuadro 1); en el caso de Oaxaca es importante señalar que se ubica muy cerca pues tiene una TPOPE de 89%; otro caso nodal se encuentra en la capital del país, la cual tiene un total de 2 millones 658 mil 974 trabajadores ocupados en pobreza extrema.

    Ahora bien, incluso suponiendo que en todos los municipios de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas operara el salario mínimo general diario de la ZLFN que durante 2020 fue de 185.56 pesos, la situación no cambia radicalmente, pues sólo en Nuevo León la TPOPE se encuentra por debajo del 50%, sin embargo, aquí habría que señalar que sólo uno de los 51 municipios de Nuevo León se encuentra dentro de la ZLFN, por lo que la población ocupada que realmente se beneficia de este pseudo-sobresalario es mínima.


    Podríamos resumir a continuación, que en un lapso de cuatro sexenios con los gobiernos del PAN con Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa, del PRI con Enrique Peña Nieto y, ahora con Morena con Andrés Manuel López Obrador, se han implementado esquemas de política salarial de tipo regresivas que han favorecido históricamente los intereses de los EEUU, primero con la firma del TLCAN y ahora con su renovación con el T-MEC, lo que ha significado en esencia, para la gran mayoría de la clase trabajadora en México, una sistemática precarización laboral y salarial. De esta manera han arrojado literalmente a millones de trabajadores ocupados a la pobreza extrema. En catorce años, la precarización salarial avanzó de 18 millones 554 mil 765 trabajadores ocupados en pobreza extrema, con una TPOPE de 42.2%, a 40 millones 567 mil 884 trabajadores ocupados en pobreza extrema, con una TPOPE de 77.9%.

    Cuadro 1.

     

     

    [1] La Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) fue diseñada por el Dr. Abelardo Ávila Curiel del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, se encuentra conformada por 40 alimentos, sin incluir los gastos que requieren su preparación, ni tampoco el pago de renta en vivienda, el transporte, vestido, calzado, aseo personal y muchos otros bienes y servicios que entran dentro del consumo de una familia, sólo es en lo referente al costo de alimentos básicos. La CAR es una canasta ponderada, de uso y consumo diario, para una familia mexicana de 4 personas (2 adultos, un/a joven y un/a niño/a) en la que se toman en cuenta aspectos nutricionales, de dieta, de tradición y hábitos culturales.

    Share and Enjoy !

    0Shares
    0 0

    Comenta

    Por favor acompleta el campo vacío para verificar que eres humano * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), derechos reservados 2013 - 2021. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos
A %d blogueros les gusta esto:
Suscríbete a los contenidos del CAM

¿Te gusta este artículo? ¡Suscríbete a nuestras publicaciones!
No olvides revisar tu correo para confirmar la suscripción